El Arahant

Para entrar al campo del símil en relación al Arahant recurrimos al antiguo comentario del gran comentarista, el Venerable Buddhaghosa, que siendo un Arahant explica con maestría los versos del Buddha. Aquí en el comentario el símil se vuelve toda una metodología en cuanto a métodos de exposición, su riqueza es impresionante. Analicemos el verso 90 del Dhammapada:

La fiebre no existe para aquel que ha andado el camino, sin pesar, liberado de todo, que ha cortado todos los nudos.

El comentario explica: para aquel que ha andado el camino; se dice que para un viajero hay dos caminos, el camino por el ciclo de renacimientos y el camino por un lugar inhóspito. Mientras no llega al lugar uno es un viajero. Pero cuando llega, se dice que es uno que ha andado el camino. Mientras se vive en el ciclo, los seres son viajeros. Pero aquel que ha extinguido los contaminantes, que existe habiendo agotado el ciclo, se dice que es uno que ha andado el camino. Éste es el primer símil. El segundo símil es la fiebre que no existe. El comentario dice que hay dos tipos de fiebre: corporal y mental. Para aquel que ha extinguido los contaminantes, la fiebre corporal, que se manifieta como frío y calor no ha sido extinguida. Jīvaka (el médico del Buddha) le pregunta al Maestro porque es el rey del Dhamma. Porque es hábil en los métodos de enseñanza impartiendo una exposición acerca de la fiebre mental. El Buddha contesta Jīvaka de acuerdo con la realidad última, diciendo que para cierto individuo que ha extinguido los contaminantes no existe la fiebre mental. En el verso 92 del Dhammapada:

En esos que no existe acumulación, que comprenden el alimento, cuyo dominio es la emancipación vacía y sin signo, el curso de esos, como el de las aves en el espacio es difícil de rastrear.

El comentario del primer símil se refiere a el alimento; que comprende el alimento por medio de tres comprensiones; con respecto a la sopa de arroz: (1) comprensión de lo conocido que es el conocimiento de la naturaleza de la sopa, (2)  comprensión del discenimiento completo que es el completo conocimiento del alimento con respecto a la percepción del aspecto repulsivo, y (3) comprensión del abandono que es el entendimiento que remueve el deseo y el placer con respecto al pedazo de alimento. Veamos la metodología del símil, cómo transita el alimento de la realidad convencional (conocimiento de la naturaleza de la sopa) a la realidad última (completo conocimiento con respecto a la percepción de su aspecto repulsivo), y trasciende ésta al pasar a la comprensión del entendimiento (que remueve el deseo y el placer con respecto a los pedazos de comida). Veamos el segundo símil, el curso de esos (los Arahants) como el de las aves en el espacio es difícil de rastrear. El comentario explica que es difícil de seguir el curso de las aves en el espacio porque no es posible ver sus huellas. De la misma manera aquellos que no tienen doble acumulación, que tienen las tres comprensiones, y que tienen la triple emancipación: vacía, sin signo y sin deseo; esto se refiere al Nibbana. Es decir, eso que no dejan huellas, que no dejan rastro; para estos no es posible determinar a dónde han ido. Podemos ver toda la metodología de las semejanzas entre el símil de las aves y el Nibbāna a través del Arahant. El Venerable Nandisena anexa al final del comentario una nota explicatoria: los Arahants, al haber erradicado todas las impurezas mentales no estan mas sujetos al renacer, así como no es posible rastrear a las aves en el aire porque éstas no dejan huella, de la misma manera, no es posible decir a dónde van ellos después de la muerte. Y por último en el verso 95 del Dhammapada dice:

Como la tierra que no se opone, como un pilar, como un lago sin fango es ese bien comportado. Para tal no hay más jornadas.

Aquí está usando tres símiles tierra, pilar y lago. El antiguo comentario explica:

Así como arrojan cosas puras como flores perfumados a la tierra. Así como arrojan cosas impuras como excremento u orina en la tierra. Así como niños y niñas evacuan en un poste. Así como le rinden homenajes con flores y perfumes a ese poste.

Aquí no surge ni aprobación ni rechazo por parte de la tierra ni el poste, de la misma manera, el Arahant que ha extinguido los contaminantes, que es imperturbable ante las ocho condiciones del mundo, bien comportado debido a la bondad de sus prácticas, no se complace con los que le rinden honor, ni se opone a los que le hacen deshonor. Entonces es similar al poste y a la tierra. Y así como el lagor carece de fango, tiene agua clara, éste es claro sin el fango de la pasión debido a la inexistencia de las impurezas. Aquí resalta toda la descripción anterior porque el Venerable Buddhaghosa siendo un Arahant tiene toda la autoridad para describir a un Arahant; solo un Arahant puede entender y explicar la sabiduría de un Arahant.

Veámos la metodología del símil o los métodos explicativos del Buddha. Usa dos símiles, la tierra y el poste; ambos los explica bajo la perspectiva de la realidad convencional (lo bueno y lo malo) y después lo compara con el bhikkhu para el caso sabio o Arahant, que es imperturbable a las ocho condiciones del mundo (ganancia y pérdida; fama y fracaso; crítica y elogio; felicidad y sufrimiento). Ésta es una mente que no se conmueve cuando entra en contacto con estas ocho condiciones.

El Brahmán

Por último veamos algunos versos del Brahmán que es un Arahant, que es un sabio, un justo, un bhikkhu, un santo. El verso 398 del Dhammapada dice:

Ese que ha cortado la cincha y la correa, la rienda con el freno, que ha quitado la tranca, que ha comprendido, a ese yo llamo un Brahmán.

Veámos el método de símiles de acuerdo al antiguo comentario:

    Cincha es el odio que ocurre envolviendo.

    Correa es el deseo que ocurre como ligazón.

    Rienda con el freno: la rienda de las 62 concepciones erroneas junto con el freno de las tendencia latentes.

    Tranca: se quitó la ignorancia al quitarse las concepciones erróneas.

    Que ha comprendido: por haber comprendido las cuatro nobles verdades 

Si observamos, lo anterior es la descripción de un caballo que ya está libre, que se le ha quitado todo lo que lo frena; ese es un brahmán. El verso 413 del Dhammapada dice:

Ese que es inmaculado como la luna, puro, sereno, inalterado, que ha destruido el deseo por las existencias, a ese yo llamo un Brahmán.

    Inmaculado: carente de manchas como nubes.

    Puro: sin impureza.

    Sereno: mente serena.

    Inalterado: carente de agitación por las impurezas.

En el verso 422:

Ese que es como un toro, excelente, heroico, muy sabio, conquistador, sin anhelo limpio, que ha comprendido, a ese yo llamo un Brahmán.

    Toro: por la intrepidez.

    Excelente: porque es el mejor.

    Heroico: porque posee esfuerzo.

    Muy sabio: ha buscado las grandes cualidades de la moralidad.

    Conquistador: ha conquistado todos los contaminantes.

    Limpio: debido a que ha lavado las impurezas.

    Que ha comprendido: por haber comprendido las cuatro nobles verdades. 

Hemos revisado dos estrategias de aprendizaje del Buddha: el exhorto y el símil y toda una metodología de exposición acerca de los símiles que permiten ir comprendiendo su enseñanza, el Dhamma. 

Nota: En estos tres artículos anteriores todos los versos se tomaron de el Dhammapada, traducido del pali al español, incluyendo el antiguo comentario de los versos, por Bhikkhu Nandisena. Los versos del Sutta Nipāta son traducciones del pali al español del grupo Gramática Pali y Traducciones asesorados por Bhikkhu Nandisena.